Psiconeuroinmunoendocrinología Psicodélica

La Psicoterapia asistida con psicodélicos es una línea de la Psicoterapia que se desprende de la Psiquiatría y de la Psicología Transpersonal, en realidad, le da origen a esta última; debemos mencionar que dicho modelo tiene más de 60 años de investigación y desarrollo, lo cual ha sido respaldado por universidades como Oxford, Harvard y Jonhs Hopkins.

Fueron varios profesionales quienes se entregaron profundamente a la investigación, práctica y difusión de la Psicoterapia asistida con psicodélicos, pero fue el Psiquíatra Checo, el Dr. Stanislav Grof, que tras miles de casos revisados, desarrolla los protocolos para la aplicación segura de dicha práctica psicoterapeútica, así mismo describe una cartografía profunda de la mente humana, con lo cual da origen a la Psicología Transpersonal.

Transpersonal significa: “más allá de lo personal”, es decir, la Psicología Transpersonal es la rama de la psicología que explora los aspectos espirituales y profundos del ser humano y que se encuentran no solo en su historia biográfica sino más allá de ella, todo desde la investigación digna de la ciencia y tomando en cuenta otras líneas como la religión comparada, la antropología, la física cuántica, la neurociencia, entre otras.

La psicoterapia asistida con psicodélicos tiene como última finalidad la sanación de procesos internos, teniendo apertura a la experiencia espiritual dentro de la misma.

“La psiconeuroinmunoendocrinología psicodélica pretender unificar teoría y práctica de distintas áreas de la medicina y la psicoterapia para ofrecer una visión y atención integral de la salud”

Algunos padecimientos que hoy en día muestran buena respuesta a la Psicoterapia asistida con psicodélicos son:

  • Trastorno por Estrés Post-Traumático
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Adicciones
  • Enfermedades Neurodegenerativas y su Neurorehabilitación
  • Cambios de hábitos
  • Terapia familiar y de pareja
  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Anorexia
  • Tratamiento para el acercamiento a la muerte y el manejo del dolor
  • Procesos de autodescubrimiento y desarrollo personal,  transgeneracionales, espirituales y de sentido de vida.

“La psiconeuroinmunoendocrinología psicodélica pretender unificar teoría y práctica de distintas áreas de la medicina y la psicoterapia para ofrecer una visión y atención integral de la salud”

La Psicoterapia Psicodélica está respaldada por la Neurociencia y la Neurofarmacología, ciencias responsables de que hoy en día podamos entender cómo funcionan los compuestos psicodélicos en el cerebro, que zonas y funciones del cerebro se activan y cuales se inhiben. Además de que muestra como la neuroplasticidad (la capacidad del cerebro de cambiar su estructura) se activa con estos compuestos promoviendo el cambio en la vida del ser humano.

En este punto debemos hacer una marcada diferencia entre la PSICOTERAPIA PSICODÉLICA y la PSICOTERAPIA ASISTIDA CON PSICODÉLICOS, donde la primera se centra en hacer la terapia a través de los compuestos psicodélicos, ya sea en una o varias sesiones, el enfoque central es el uso terapéutico de los psicodélicos, mientras que la segunda se enfoca en un proceso psicoterapeútico más amplio donde las sesiones con dichos compuestos son tan sólo una parte a la cual hay que acompañar con preparación e integración psicoterapéutica. Cabe decir que en el proceso de la segunda es donde encontramos los más altos beneficios tanto a nivel psicológico como físico.

El proceso de preparación previa e integración tras la experiencia psicodélica

Idealmente se realiza una preparación que consiste en una revisión de objetivos e intenciones, así como el posible inicio de un proceso de psicoterapia si es que el consultante no muestra estar preparado para abordar todo el material que posiblemente puede emerger; la preparación también consiste en informar al consultante sobre la experiencia atendiendo sus dudas o inquietudes sobre la misma.

En la cultura que vivimos es de primera importancia que demos un cierre o integración a la experiencia psicodélica para con ellos poder aprovechar el material que ha emergido o se ha procesado durante la sesión, pues numerosos profesionales en el área han postulado que la simple liberación emotiva o corporal que sucede durante la experiencia psicodélica puede no resultar terapéutica en sí misma sin una apropiada revisión e integración de lo vivido.

    Algunos conceptos clave que es importante tener bien integrados antes de la experiencia psicodélica son:

    • No es una panacea, no se toma la medicina para arreglar un desajuste cerebral y listo, es apenas el inicio de un proceso profundo de introspección y reconocimiento personal, el cual en muchos casos es necesario y siempre recomendable llevarlo de la mano de un psicoterapeuta o facilitador experto que acompañe en el proceso de integración.
    • El material que pueda emerger durante la sesión deberá ser utilizado posteriormente siendo integrado en la vida diaria, esto a través de acciones concretas, las cuales faciliten un cambio en el relacionarse con la vida diaria y los vínculos que en ella se tienen; cuando no hay un cambio de carácter conductual en la vida diaria, los efectos, descubrimientos y beneficios obtenidos de la sesión psicodélica terminan por perderse.
    • Saber que es muy probable y de hecho deseable que haya una experiencia de quiebre, experiencia en la cual se puede llegar a sentir que se pierde el control, que se muere (es en realidad nuestra estructura mental interna la que muere momentáneamente) o que se vuelve loco, en cualquiera de estas experiencias emergen los lados más oscuros de nuestra persona y personalidad y lo siempre recomendable es entregarse a la experiencia y permitir que la sabiduría interna innata procese de la mejor manera la experiencia.
    • En conclusión saber que no es un proceso de unas cuantas horas el que arreglará la vida, sino que un cambio verdadero de vida implica un compromiso profundo y un trabajo interno constante, del cual, la psico- terapia psicodélica es tan solo una parte.

    Después de años de estudio y formación en medicina mente-cuerpo sustentada en las 5 Leyes Biológicas del Dr. Hamer, así como en neurociencia, psicoterapia y medicina funcional integrativa surge la Psiconeuroinmunoendocrinología Psicodélica, un modelo de medicina mente-cuerpo que integra la psicoterapia asistida con psicodélicos, la ciencia médica actual y la psicoterapia evolutiva; la intención principal es reconocer las causas biopsicoemocionales de determinada sintomatología y ayudar a liberarlas a través de las medicinas sagradas, buscando con esto una regulación psiconeuroinmunoendocrinológica y en consecuencia una mejora sintomática.

    Este modelo no trata de suplir el tratamiento clínico, sino por el contrario complementarlo y facilitarlo, la intención es retirar las cargas biopsicoemotivas que repercuten en el sistema nervioso, la función hormonal y la respuesta inmune para con ello abrir la posibilidad de una mejor respuesta al tratamiento médico o terapéutico.

    Dos elementos esenciales del modelo son la búsqueda de seguridad durante todo el proceso así como su carácter clínico, para ello se busca personalizar el tratamiento a través de cuestionarios, sesiones de preparación e integración, selección consciente de medicina y dosis, uso dirigido de la música, entre otros elementos.

    “La psiconeuroinmunoendocrinología psicodélica pretender unificar teoría y práctica de distintas áreas de la medicina y la psicoterapia para ofrecer una visión y atención integral de la salud”

    Después de años de estudio y formación en medicina mente-cuerpo sustentada en las 5 Leyes Biológicas del Dr. Hamer, así como en neurociencia, psicoterapia y medicina funcional integrativa surge la Psiconeuroinmunoendocrinología Psicodélica, un modelo de medicina mente-cuerpo que integra la psicoterapia asistida con psicodélicos, la ciencia médica actual y la psicoterapia evolutiva; la intención principal es reconocer las causas biopsicoemocionales de determinada sintomatología y ayudar a liberarlas a través de las medicinas sagradas, buscando con esto una regulación psiconeuroinmunoendocrinológica y en consecuencia una mejora sintomática.

    Este modelo no trata de suplir el tratamiento clínico, sino por el contrario complementarlo y facilitarlo, la intención es retirar las cargas biopsicoemotivas que repercuten en el sistema nervioso, la función hormonal y la respuesta inmune para con ello abrir la posibilidad de una mejor respuesta al tratamiento médico o terapéutico.

    Dos elementos esenciales del modelo son la búsqueda de seguridad durante todo el proceso así como su carácter clínico, para ello se busca personalizar el tratamiento a través de cuestionarios, sesiones de preparación e integración, selección consciente de medicina y dosis, uso dirigido de la música, entre otros elementos.

    Contáctanos

    Occidente de México